botanic1

En primavera el paisaje árido, aparentemente estéril del Empordà se transforma durante un corto periodo en mar de flores rico en perfumes. Sobre el suelo rocoso y pobre en nutrientes, prolifera una diversidad de plantas austeras que han desarrollado una notable adaptación a la sequía estival, al viento a menudo extremadamente fuerte y al sustrato pedregoso. El gris y el pardo del paisaje se transforman en verde intenso y el color amarillo de las retamas exuberantes contrasta con la erupción rosa y morada de las garrigas y de la lavanda.

La superficie de las hojas se ha reducido para minimizar la evaporación y la luz solar se refleja en sus haces plateados. Las plantas crasas conservan el agua en sus hojas gruesas y carnosas. Otras plantas tienen hojas velludas o recubiertas de una capa de cera para absorber la humedad del aire o para minimizar la pérdida de agua. Asimismo han evolucionado en este ambiente ciertas plantas aromáticas que generan una nube protectora de perfumes oleosos a su alrededor.

DCF 1.0

Esta alfombra de ramilletes multicolores se extiende hasta la costa. El perfume de los aceites esenciales de plantas silvestres como el romero, el tomillo, la salvia y el hinojo se mezcla con notas de néctar floral  y el paseo a través de este paisaje deviene un regalo para los sentidos. Esta magnificencia botánica renace una vez más durante un breve intervalo otoñal.

En verano, las plantas soportan un  ” sueño estival “en el que la savia se concentra en el crecimiento de sus raíces o cebollas, desprendiéndose de sus hojas y tallos. Estas reservas subterráneas les harán reflorecer de nuevo en primavera.

Maquis y garriga

El maquis y la garriga son dos tipos de paisaje florísticos que aparecieron tras la destrucción progresiva de los antiguos bosques mediterráneos y de coníferas.  En lo tiempos de la dominancia romana y griega se explotaron los bosques intensamente. La madera fue utilizada para la construcción de las casas y de barcos, asimismo se aprovechaba la leña  como combustible de  hornos para trabajar el metal, cocer las alfarerías o fundir vidrio. La corteza de los árboles se utilizaba par adobar el cuero, uso muy extendido entre los romanos. Las ovejas y las cabras acuciaron la degradación forestal y los incendios contribuyeron a la reducción de las superficies arboladas. El maquis representa la comunidad vegetal que predomina tras la degradación de los bosques en otro tiempo esplendorosos. Como resultado de la reducción cada vez más importante del bosque se desarrollan unos matorrales y arbustos de aproximadamente 2-4 m de altura de crecimiento lento.

En los lugares donde el maquis empieza a desaparecer domina la comunidad de garriga con plantas más bajas, matorrales a menudo aislados, dejando visible el suelo rocoso seco sobre el que prospera la garriga, retamas, lavandas, romero y tomillo. En resumen diríamos que la garriga te raspa los pies mientras que el maquis te alcanza a los ojos.

Entre los árboles del maquis la encina (Quercus ilex) es el más representativo del paisaje mediterráneo allá donde persistan los bosques. El pino (Pinus pinea) es fácilmente reconocible por su fronda que se abre hacia arriba. También el alcornoque (Quercus suber) cuya corteza gruesa es utilizada de maneras diversas. La primera cosecha de corcho es posible cuando el árbol alcanza los 20-25 años, luego puede ser pelado cada 10-12 años hasta la edad de 150 años.

DCF 1.0
Quercus suber
botanic6
Quercus suber

Un árbol típico del maquis es el madroño (Arbutus unedo) muy común en Córcega y en Italia. Las fotos se obtuvieron en Darnius. Se trata de arbustos o árboles de hoja perenne y madera rojiza. Presenta una preciosa floración en otoño de flores blancas colgantes simultáneamente con sus frutos o madroños parecidos a fresas. Los frutos globulosos pasan del verde o color amarillo al rojo. La denominación “Unedo“ proviene del latín y se refiere a que si se come uno una vez, no se tocarán nunca más por su mal sabor.

DCF 1.0
Arbutus unedo
DCF 1.0
Arbutus unedo

Entre la maleza del maquis y también entre la garriga prolifera el brezo (Erica arborea), es una  planta de la familia de las ericáceas (Ericaceae) que puede desarrollarse muy alta y se contenta con tierras ácidas y pobres en nutrientes. El arbusto es perenne y florece de mayo a julio con flores minúsculas y blancas. Las pequeñas hojas en forma de aguja están dispuestas con el fin de que ellas mismas se den sombra. Las ramas pueden servir como escoba, y la madera de las raíces se usa para fabricar pipas de fumar.

El árbol de la almáciga (Pistacia lentiscus) tiene pequeños frutos que son rojos al principio y se tornan negros al madurar. La almáciga es una resina granulada que se utilizaba para preparar barnices o medicinas así como base de goma de mascar desde de las épocas de los romanos.

DCF 1.0
Erica arborea
DCF 1.0
Pistacia lentiscus

La magnificencia amarilla de las retamas es sorprendente en primavera y parece pintar las montañas. Hay muchas tipos de retama (Genista) que pertenecen a la familia de las fabáceas (Fabaceae). La argoma (Calicotome villosa) es un matorral bajo con los ramajes densos y las espinas punzantes. La retama de España (Spartium junceum) es un matorral alto casi carente de hojas y con tallos verdes que realizan la fotosíntesis y cuyas flores amarillas semejan racimos de uva. Las retamas contienen alcaloides venenosos que son utilizados en farmacia.

DCF 1.0
Calicotome villosa
botanic012
Spartium junceum

Una planta típica de la comunidad florística de la garriga  que se extiende  hasta la costa, es el ciste de Creta también llamada garriga (Cistus creticus) que da nombre a la comunidad. La familia de las cistáceas cuenta con 17 especies y se parecen un poco a las rosas salvajes. El ciste de Creta abre sus flores arrugadas y tiernas al sol para caer por la tarde formando un colchón de pétalos. Las pequeñas hojas están recubiertas de una capa de vellos finos para retener los perfumes aromáticos y disminuir la evaporación.

La resina de las glándulas de los tallos y de la hoja de Labdanum es utilizada para la fabricación de perfume y se usa desde tiempos antiguos por sus propiedades curativas. Refuerza el sistema inmunitario, actúa contra las bacterias, los virus o las infecciones por hongos. También se usa para preparar la flor Bach usada como tratamiento de la angustia. Entre los cistes de floración blanca distinguimos el ciste Montpellier (Cistus monspeliensis) con sus aceites esenciales en sus hojas pegajosas, y el ciste de hojas de salvia (Cistus salvifolius) que es ramificado y cuyas hojas no son pegajosas.

botanic3
Cistus creticus
DCF 1.0
Cistus creticus
DCF 1.0
Cistus monspeliensis

La lavanda, (Lavendula stoechas) es un matorral perenne de la familia de las labiáceas (Lamiaceae) de desarrollo espléndido,  contiene aceites esenciales y saponina que se usa para tinción. Difunde un maravilloso perfume. Los pétalos superiores de las flores son más llamativos para atraer a los insectos. Las flores deben colgarse para secarse antes de su uso, además la lavanda es muy popular para fabricar pequeños cojines para el guardarropa y sus aceites se usan  para baños relajantes.

DCF 1.0
Lavendula stoechas
DCF 1.0
Lavendula stoechas

La Malva real arboriforme (Lavatera arborea)  pertenece a la familia del malváceas. Es frecuente en las regiones rocosas de costa donde es muy común.

Más lejos de la zona costera se encuentran numerosas flores silvestres por descubrir, es el caso de  la viperina guadaña (Echium Plantagineum) con sus hojas velludas y pétalos de color azul y morado.

El Crisantemo de corona (Chrysanthenum coronarium) es agradable a la vista con su amarillo luminoso y puede guarnecer los campos de este color.

DCF 1.0
Lavatera arborea
DCF 1.0
Echium plantagineum
botanic018
Chrysanthenum coronarium

El Ajo rosado (Allium roseum) es una especie de planta de las liliáceas con cebollas que actúan de reserva nutritiva subterránea, en épocas muy calurosas la parte superior de la planta se seca y su vitalidad se resguarda en la parte enterrada. La cebolla permite que estas liliáceas sean las primeras que florecen en primavera.

La enredadera (Convolvulus althaeoides) tiene hojas velludas y se extiende sobre el terreno o trepa por los matorrales.

DCF 1.0
Allium roseum
botanic020
Convolvulus althaeoides

Las Ipomoea purpurea azul y morada recubren grandes superficies. Son plantas trepadoras con llamativos ramilletes florales que cubren las cercas de los jardines con facilidad.

Al acercamos a la costa las plantas son más pequeñas y se inclinan por efecto del viento. La alfombra exhuberante del higo de los hotentotes (Carpobrotus acinaciformis) es pródiga en colores. Pertenece a la familia de las aizoaceáceas y muestra su variedad cromática durante un breve lapso de tiempo como lo hacen muchas plantas crasas. Florecen en rosa, blanco amarillento o como aquí en carmín o hasta rosa vivo. Forman alfombras densas y extensas, cuyas hojas de sección angulosa  y carnosas que están sujetas entre ellas por tallos rastreros. La planta, muy vigorosa, es una auténtica adoradora del sol pues las flores se cierran si éste desaparece. Además de ser un excelente ornamento, sirve también para la fijación de las pendientes. Su país de origen es África del Sur.

botanic021
Carpobrotus acinaciformi
DCF 1.0
Carpobrotus acinaciformi

Por todas partes en la región costera encontramos un matorral (Thymelaea hirsuta) de ramas colgantes. La Reichardia tingitana es una planta muy austera y crece sobre la arena y los peñascos, presenta una flor de amarillo luminoso con un anillo interior morado, como un pequeño girasol, es popular en los jardines mediterráneos.

DCF 1.0
Thymelaea hirsuta
DCF 1.0
Tanger-Reichardie

Hemos presentado aquí una pequeña muestra de las numerosas especies vegetales mediterráneas que crecen silvestres pasando desapercibidas hasta que, gracias a la lluvia y el sol, muestran su belleza y riqueza cromática. Por todo ello el paseo a través de las montañas y los parques naturales del Empordà será sobradamente recompensado.

Compártelo!