DCF 1.0

En el transcurso de nuestras excursiones podemos encontrarnos con antiguas señales de tiempos prehistóricos, son los Dólmenes que suelen estar emplazados en rincones solitarios del paisaje y nos hablan de antiguas tumbas y cultos de piedra de nuestros antepasados remotos. Se trataba de cazadores-recolectores que vivían en nuestra región hace 7,000 años y manipularon losas enormes para marcar tumbas o lugares emblemáticos de culto. Los dólmenes son estructuras de columnas de piedra que soportan una gran losa a modo de mesa y representan el apogeo de la cultura megalítica. En su mayoría constituyen tumbas de corredor o galería donde hay varias personas enterradas , en algunos casos se trata de entierros individuales llamados Cista donde el muerto se cubría de piedras.

Los Menhires son grandes piedras alargadas colocadas derechas en el paisaje. La palabra Menhir proviene del Bretón: men=piedra hir=largo. Estas piedras aparecen aisladas, o agrupadas en círculos o en filas y fueron centros sociales y de reunión, al igual que los Dólmenes se emplazaban en lugares estratégicos del paisaje.

DCF 1.0La cultura megalítica debe su nombre al griego: mega=grande y lithos=piedra. Estuvo extendida en Europa nórdica y occidental con representación en el Mediterráneo y en Bretaña. La tradición de construcción megalítica estaba ligada a la existencia de grandes bloques de piedra que pudieron ser transportadas con los medios de que disponían. Fue una cultura universal que se desarrolló independientemente en muchos lugares y señalaba una representación de fe en la vida después de la muerte tal y como lo demuestran los hallazgos encontrados en los enterramientos, los muertos se acompañaban de cadenas, pizarras, adornos y cuencos de cerámicas. El Museo Arqueológico de Barcelona atesora la mayoría de objetos funerarios prehistóricos de nuestra región.

La cultura megalítica data de antes de la Edad de Bronce y los últimos vestigios se encontraron en Cerdeña sobre el 800 a. de Cristo.

La mayoría de los megalitos de Europa no han sobrevivido a la industrialización y a la parcelación del territorio, pero ya en la temprana Edad Media se destruyeron muchos por motivos religiosos ya que se atribuían a la mano del Diablo y muchos topónimos hablan de la presencia remota de estas construcciones antiguas. Se calcula que tan solo subsisten un 5% de estas tumbas y enclaves de culto.

Las montañas de L’Albera concentran gran cantidad de estos vestigios prehistóricos que se extienden en una franja de 25 Km. de Este a Oeste hacia el Mediterráneo, coincidiendo con el área de senderismo entre las cumbres del Puig Neulós (1275 m), del Puig dels Pastors (1167m) y del Puig Jordà (753m). Los montes de l’Albera fueron desde tiempos remotos una zona de tránsito y establecimiento para los pueblos de la Edad de Piedra y para los que les siguieron por su proximidad con el mar y por ser un lugar de vencimiento de los abruptos Pirineos.

DCF 1.0Se ha puesto de manifiesto la importancia de la protección del paisaje y su patrimonio bajo la figura del parque natural que ha permitido que estos hitos megalíticos llegasen a nuestros días. La “Serra de Albera” se constituyó en parque natural en 1986 y a pesar de su proximidad con centros turísticos es posible pasearse por ella y toparse con bucólicos rebaños de vacas o burros asilvestrados.

Las regiones del Roussillon francés y del Alt Empordà cuentan con 112 Dólmenes, 19 Menhires y 7 Cistes con tumba de colina, 378 rocas con grabados y 2 pueblos neolíticos, a la luz de las excavaciones que todavía continúan. Los paisajes remotos y solitarios de las montañas de l’Albera, la Serra de Rodes y el Cap de Creus atesoran una buena muestra de esta sorprendente cultura prehistórica y son zonas protegidas por sendos parques naturales donde siguen las prospecciones arqueológicas.

Cerca del 50% de los Dólmenes se encuentran en posiciones elevadas de las montañas por lo que se requiere cierto espíritu deportivo para visitarlos, otros son más asequibles al encontrarse en la planicie.

Ya en el área fronteriza de La Jonquera empieza el viaje a la joven Edad de Piedra, se prolonga en la carretera en dirección al mar pasando por Capmany, Sant Climent Sescebes, Empolla, Rabós, Garriguella, Vilajuiga, Pau, Palau-Saverdera y hasta el centro turístico de Roses, y desde todos estos puntos nacen excursiones a los Dólmenes y Menhires. Recomendamos un libro bilingüe en Catalán y Francés que describe excursiones únicas por las Alberas de la parte francesa y catalana.

Desde aquí mencionamos dos de estas excursiones por parajes sugerentes, y repletos de sensaciones que nos transportarán a tiempos pasados a través de sus restos megalíticos a una Era más húmeda y rica en bosques primigenios.

DCF 1.0La primera parte de Capmany hacia los Dólmenes y Menhires “dels Estanys”, donde nos encontramos con 9 dólmenes, 4 menhires y un petroglifo en la “Pedra del Sacrificis”. El paseo atraviesa áreas de alcornoques y rocas redondeadas enormes separadas y por grupos que configuran un paisaje fantástico. Los dos estanques son reconocibles en verano por la presencia de cañaveral donde el silencio y la soledad inspiran a la fantasía del visitante, el paseo no tiene grandes desniveles y es de fácil andadura.DCF 1.0

La segunda excursión nos lleva por el pueblo de Vilajuiga en dirección a la carretera de St. Pere de Rodes. Al poco de partir nos encontramos la señalización del Dolmen en el lado derecho. Parte del camino se puede realizar en coche para acabar a pié siguiendo las señalizaciones de rayas amarillas en ascenso.

DCF 1.0 DCF 1.0 DCF 1.0

El descubrimiento y reconstrucción de monumentos prehistóricos continúa todavía, como nuestro viaje por los dólmenes y menhires en primavera y otoño cuando el calor no es sofocante. La naturaleza virgen, el esplendor de su flora y fauna únicas y esas construcciones enigmáticas hacen volar nuestra imaginación hacia la Edad de Piedra para rescatar los mensajes inmortales de nuestros antepasados.

¿Cómo levantaron esas losas gigantes?¿Qué tipo de rituales y ceremonias funerarias tuvieron lugar? ¿Cómo vivían esas gentes? ¿Qué aspecto tenían esos antiguos bosques húmedos?

También en Llançà, Port de la Selva, Cadaqués y Roses hay Dólmenes visitables y encontraremos información sobre las excursiones en las oficinas de turismo.

* L’Albera, Les Albères, ISBN: 2-9515352-0-1


View larger map

Compártelo!