El camping Illa Mateua de L’Escala aloja los guardias civiles que tuvieron que marcharse de Calella debido a la presión de los habitantes, ya que los agentes forman parte del contingente que llevó a cabo la represión policial del referéndum del 1-O.

El pasado 25 de octubre unos ochenta guardias civiles llegaron al cámping Illa Mateua de Montgó, en L’Escala. Son agentes que participaron en la represión policial del 1-O y que habían sido alojados en hoteles de Calella, protagonizando también allí disturbios nocturnos vestidos de paisano y persiguiendo, con las defensas extensibles en mano, a la gente que les gritaba para que se marcharan.

Llegada de los guardias civiles al cámping Illa Mateua (foto: Canal10.cat)

Después de que los habitantes de Calella los echaran del pueblo, fueron alojados muy precariamente en la base militar de Sant Climent Sescebes.

Protesta en Calella por los guardias civiles y policias alojados en hoteles del pueblo (foto: 324.cat)

Según declaraciones a la prensa de Eva Trias (directora adjunta del camping, pareja del propietario y presidenta en Girona de la Asociación de Ampas de Cataluña, FAPAC), tras recibir la llamada de los guardias civiles decidieron posponer el cierre del cámping que estaba previsto para el día 22 de octubre, y acoger a los agentes, a pesar de la indignación y el rechazo que podría causar a una parte importante de la población.

(foto: Canal10.cat)

El camping Illa Mateua ya fue noticia este pasado verano cuando su propietario Martí Guillem organizó unas maniobras militares con armas como parte de un espectáculo de animación familiar. Tras el revuelo que se formó, Martí, entonces concejal del PDeCAT en L’Escala, tuvo que dimitir de su cargo de concejal.

El malestar de una parte importante de la población se hizo notar el mismo día de la llegada de los agentes. Durante la mañana del día 25 y antes de que llegara nadie ya había un medio de prensa aparcado en la entrada del cámping, y comunicó a través de su canal de tv la noticia de que la llegada de los agentes era inminente.

 

Por la tarde llegaron los agentes, y por la noche, unas 150 personas se concentraron ante la entrada para protestar por su llegada, dándoles una ruidosa bienvenida y con gritos de ‘Fuera las Fuerzas de Ocupación, ‘Fuera, Fuera’ y ‘Aquí no os queremos’.

Foto: Canal10.cat

Además, el pasado día 27 de octubre ERC L’Escala y ANC L’Escala entregaron en el ayuntamiento multitud de firmas para declarar persona non grata a Martí Guillem por un lado, y por otro, que el ayuntamiento pida explicaciones a la Delegación del Gobierno por los motivos que justifiquen la llegada del contingente de agentes a L’Escala.

 

(Martí Guillem en una imagen de la rueda de prensa que organizó el pasado verano por las maniobres militares)

En declaraciones a la prensa, Martín se ha limitado a decir que ‘en su camping, es libre de hacer lo que quiera’.

 

 


 

Compártelo!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Com la majoria de webs, utilitzem cookies. Si continues navegant entendrem que hi estàs d’acord. (+ info) tancar